Se distribuye “La tristeza de amor”, último trabajo editorial de Ariel S. Levi di Gualdo dedicado a la memoria del cardenal Carlo Caffarra

ESTA EN DISTRIBUCION LA TRISTEZA DEL AMOR, ÚLTIMO TRABAJO EDITORIAL DE ARIEL S. LEVI di GUALDO DEDICADA A LA MEMORIA DEL CARDENAL CARLO CAFFARRA

 

«Quienes nos formamos en el campo teológico en las páginas del reciente magisterio supremo de los Pontífices Pío XII, Pablo VI, Juan Pablo II, atesorando las grandes homiléticas de Benedicto XVI, digno de los sermones del Santo Pontífice Gregorio Magno, leer ciertos documentos recientes o escuchar ciertos sermones diarios de un sacerdote rural desaparecido, razonablemente se puede llegar a decir que de las águilas reales hemos pasado a los pollos de cría intensiva en batería”.

— Novità editoriali —

.

Autor:
Jorge Facio Lince
Presidente de Ediciones La isla de Patmos

.

.

per accedere al negozio librario cliccare sulla copertina del libro

El 6 Septiembre ricorre il V° anniversario della morte del Cardinale Carlo Caffarra che nel 1981 fu incaricato dal Santo Pontefice Giovanni Paolo II di fondare l’Istituto per studi su matrimonio e famiglia. L’opera di Padre Ariel S. Levi di Gualdo è una disamina critica della Amoris Laetitia in rapporto alla Vida humana. Riguardo la Amoris Laetitia l’Autore scrive:

.

«Dopo la chiusura del Sinodo sulla famiglia l’utero dell’elefantessa partorì il 19 marzo 2016 el ratón de campo de la Exhortación Apostólica postsinodal Amoris Laetitia, un dispositivo de ambigüedad construido sobre lo dicho y lo no dicho, en oraciones bidireccionales ambiguas, sentimentalismo emocional y muchos sociologismos que de hecho decretan la muerte de lo que durante siglos ha sido el lenguaje preciso, decisivo e inequívoco del Magisterio de la Iglesia sustentado en los más sólidos y claros principios de la metafísica clásica, colocado durante mucho tiempo en el desván para dejar sitio al decadente romanticismo alemán y al corazoncito que late y que mira a lo inmediato de su propio "yo" subjetivo más que al futuro y a Dios. Quienes nos formamos en el campo teológico en las páginas del reciente magisterio supremo de los Pontífices Pío XII, Pablo VI, Juan Pablo II, atesorando las grandes homiléticas de Benedicto XVI, digno de los sermones del Santo Pontífice Gregorio Magno, leer ciertos documentos recientes o escuchar ciertos sermones diarios de un sacerdote rural desaparecido, se puede decir razonablemente que desde águilas reales hasta gallinas de crianza intensiva en batería, como ha sucedido a veces en intervalos cíclicos en la historia de la Iglesia, incluso si nunca en los niveles sombríos de nuestros tiempos […] Algunos superficiales podrían malinterpretar, de buena o incluso mala fe, objetando que en estas páginas he abordado severas críticas a una Exhortación Apostólica dada por el Romano Pontífice. Cualquiera que me acuse de esto estaría en un grave error., porque no critico una norma dada en absoluto, ante lo cual guardaría silencio y cumpliría las disposiciones del supremo magisterio. Lo crítico es una norma no revelada y preguntas que nunca han sido respondidas., dejando todo envuelto en la ambiguedad. Este es el objeto de mi crítica.: la falta de una norma junto con la falta de claridad y respuesta. El fiel servidor de la Iglesia razona, debate y critica siempre que se le permite. Después de que la Iglesia ha hablado, su trabajo es llevar a cabo y transmitir las enseñanzas y mantener las normas dadas., a no ser que se cree escándalo en el Pueblo de Dios y fracturas de la comunión eclesial. Ninguno, Sacerdote católico o laico que lo que sea, él puede estar en desacuerdo y sustituir sus propias opiniones personales por la autoridad de la Iglesia, Los teólogos alemanes se ocupan de esto, siempre ha sido su prerrogativa e privilegio pontificio».

.

Es bien conocido y conocido cuanto el padre Ariel es un pensador, un analista y un teólogo que deja su huella cuando rasca. Y quien se lleva el scratch, generalmente tiene dos posibilidades: o guardarlo y tratar la herida, o se encuentran en serias dificultades para negar lo que escribió verdadero e indiscutible. Questo il motivo per il quale è accaduto nel corso del tempo che più volte, varie persone che si sono sentite ferite dalle sue parole o dai suoi rimproveri, non potendolo smentire né volendo dibattere nel merito delle precise questioni sollevate si sono attaccate alla forma espressiva, che nel caso di questo scrittore è spesso ironica, talvolta persino colorita. Ma d’altronde è noto: a questo modo agivano già a suo tempo i farisei.

.

Dibattendo sul delicato tema della Vida humana l’Autore si colloca nel mezzo in un punto di equilibrio tra coloro che vorrebbero relativizzarla e coloro che vorrebbe invece «dogmatizzare un preservativo rinchiudendo al suo interno la morale cattolica e l’intero mistero del male». A tal proposito precisa:

.

«Desidero chiarire sin dall’inizio di questa mia esposizione che a certi generi di pensieri e giochi perversi non ci sono mai stato né intendo starci come uomo e come cattolico, come presbitero e come teologo. Este libro pretende ser una prueba clara y objetiva de ello en una crítica abierta dirigida tanto a quienes quisieran aplicar a la Iglesia la falta de sentido moral del mundo como su sexualidad desordenada y revoltosa., tanto a los que están animados por esas formas de oscuro moralismo que nada tienen que ver con la sana y auténtica moral católica, justo en la más importante de las virtudes teologales: la caridad (cf.. I Cor 13), ciertamente no en el principio de La ley suprema es el error supremo (la justicia suprema a menudo equivale a la injusticia suprema). Y la verdad se basa en la caridad, mientras que la caridad es tal si se rige por la verdad (cf.. Caridad en la verdad). Porque es por la caridad que seremos juzgados por Dios”.

.

Desde la isla de Patmos, 30 Agosto 2022

.

PARA ACCEDER A LA LIBRERÍA HAGA CLIC AQUI

.

.

.

.

.

______________________

Estimados lectores:,
Esta revista requiere costes de gestión que siempre hemos abordado solo con vuestras ofertas gratuitas. Quienes deseen apoyar nuestra labor apostólica pueden enviarnos su aporte por la vía cómoda y segura Paypal haciendo clic a continuación:

O si lo prefieren, pueden utilizar nuestra
cuenta bancaria a nombre de:
Ediciones La isla de Patmos

N. de Agencia. 59 de Roma
Código IBAN:
IT74R0503403259000000301118
Para las transferencias bancarias internacionales:
Codice SWIFT:
BAPPIT21D21

Si realizáis una transferencia bancaria, enviad un mensaje de aviso por correo electrónico a la redacción, el banco no nos proporciona vuestro correo electrónico y por ello nosotros no podemos enviar un mensaje de agradecimiento:
isoladipatmos@gmail.com

Os damos las gracias por el apoyo que ofréis a nuestro servicio apostólico..

Los Padres de la Isla de Patmos

.

.

.