El verdadero problema es no-vax o anti-vax, o nuestros obispos que han perdido el sentido de la aequitas en nombre de la piedad políticamente correcta?

- Noticias de la iglesia -

EL VERDADERO PROBLEMA SOY YO SIN VAX O ANTIVAX, O NUESTROS OBISPOS QUE HAN PERDIDO EL SENTIDO DE AEQUITAS EN NOMBRE DEL PLACER POLÍTICAMENTE CORRECTO?

.

En un momento de emergencia, con actividades laborales suspendidas, empresas cerradas, gente encerrada en la casa en pleno cierre de emergencia, muchos en desesperación y depresión, lo peor que se puede hacer, bajo pretextos de libertad y falsos derechos a la información, era retransmitir en directo por televisión las broncas de virólogos que se daban por idiotas e incompetentes entre sí. Ya una pandemia es un evento traumático para la población, entonces pongamos a los politicos que sufren de bulimia votando que actuaron como lo hicieron, junto a representantes del mundo científico que fueron a discutir en televisión frente a millones de italianos encerrados en casa, y pronto se hizo el desastre.

.

.

.

PDF artículo para imprimir
.

.

.

Hoy en día, la peor soledad de los curas, consiste en verse abandonados por sus obispos empeñados en continuar la venenosa ideología de los pobres y migrantes con raras y alcahuetas adulación

Después de la publicación de los dos artículos por nuestro editor Ivano Liguori [ver aquí y aquí], Tuve la oportunidad de discutir con varios lectores sobre social media, que recientemente llamé una cloaca desbordante psicótica y pendenciera [ver aquí]. Social media que, sin embargo, son también una extraordinaria herramienta para ejercer nuestro sagrado ministerio sacerdotal y para realizar fecundas acciones pastorales de evangelización.

.

El tema que hemos tratado es delicado y sensible, para que cualquier persona lea y reflexione - sin limitarse a leer el título y el subtítulo, como al estilo de muchos internautas compulsivos -, no tardará en entenderse que el tema va más allá de la propia vacunación anti-covid y más allá de la polémica antivacunas y pro-cera. De hecho, por primera vez, nos encontramos frente a obispos que amenazaban con suspender del ejercicio del sagrado ministerio sacerdotal a aquellos presbíteros que no querían vacunar. Que quede claro: los refractarios a la vacuna son muy pocos, porque casi todos los miembros de nuestro clero italiano están vacunados con prima, segundo y muchos hasta con la tercera dosis, incluido yo mismo.

.

Nos ha llamado la atención el rigor de algunos obispos e inducidos a debatir sobre un tema que, si se desea, podría ser objeto de análisis psiquiátricos relacionados con el problema de la esquizofrenia y la psicosis límite, pero si quieres llamarla obispo-esquizofrenia. También por eso el P.Casi me molesta reiterar que los Padres de La Isla de Patmos todos estamos vacunados y que a las frecuentes preguntas de los escépticos y temerosos siempre hemos respondido que al momento, el único remedio posible y eficaz para frenar la pandemia es la vacunación, que en conciencia siempre hemos recomendado. Aunque consciente de lo simplista y reductivo que es en realidad, así como engañar, sello como sin vacunas todas las personas que rechazan la vacuna, colocándolos precipitadamente en la categoría de antivacunas, dentro del cual, sin embargo, hay de todo y más, con todo respeto a los que suelen dar una imagen única.

.

En contacto diario con la gente. No me tomó mucho tiempo para ver con qué frecuencia se refieren a ellos como sin vacunas sujetos simplemente asustados y desorientados por un continuo bombardeo diario de noticias a menudo en radical contradicción entre sí. Y cuando, en un momento de grave emergencia, se empieza a contar a la opinión pública de todo, para seguir poco después con su opuesto exacto, entonces quejarse de los resultados de esta acción debería hacer que algunos comediantes se sientan inconsistentes, si no peor: ridículo. Nunca se debe olvidar que en medio de una emergencia, los medios de comunicación no tuvieron escrúpulos en poner en las pantallas en horario de máxima audiencia a virólogos que se llamaban idiotas unos a otros.. Hemos escuchado a distinguidos académicos colocados en la dirección de nuestros centros clínicos y de investigación más renombrados afirmar después de unas semanas, o unos meses, exactamente lo contrario de lo que habían dicho anteriormente, sin aclarar nunca, con dignidad científica y convincente, que ante un virus desconocido uno se ve obligado, Hoy no, sino desde siempre, proceder incluso por ensayo y error, porque lo que podría haber parecido apropiado inicialmente, más tarde resultó no ser correcto gracias a nuevos estudios, análisis y conclusiones sobre la naturaleza de la infección y su transmisión. Bastaría con explicar que ningún hombre de ciencia es tan superficial como para decir hoy una cosa y mañana exactamente lo contrario., porque los mejores investigadores del mundo estaban todos ocupados tratando de entender el virus y sus efectos. Luego, cuando pensabas que lo conocías un poco, también ha surgido el problema de las variantes para agravar todo. Así que no es que los científicos se deleiten en hacer afirmaciones y poco después afirmar exactamente lo contrario., el problema es que ante lo que uno no sabe, siempre hemos procedido también por hipótesis, intentos, procesos de exclusión, etc.. Así funciona la ciencia, no de hoy sino de siempre.

.

En lugar de ser informado e instruido para hacerlo, luego tranquilízate con información científica precisa y correcta comprensible para la gran masa, dado por hombres de ciencia y no por nuevos showmen, en cambio, se nos encuentra para ayudar en las redes Rai y Mediaset., de tarde en tarde, a talk show con una duración promedio de tres horas donde académicos y políticos hicieron todo lo posible para hacer declaraciones precisas y seguras, la noche siguiente en un programa diferente, o la misma noche en un canal de televisión diferente, otros académicos y políticos afirmaron exactamente lo contrario, si no peor: tildando de erróneo y nocivo lo señalado por sus otros colegas científicos.

.

Para entender este acto necesitas saber al menos un poco del interior de las redacciones de ciertos programas de televisión, donde reinan el cinismo y la indiferencia. Por eso es necesario aclarar que cuando algunos conductores han puesto frente a las cámaras a algunos virólogos que son considerados incompetentes e idiotas entre sí., fomentando así opiniones divergentes y trifulcas televisivas indecentes, de ninguna manera han actuado de esta manera, como se justificaron de inmediato, para dar voz a todas las diferentes opiniones.. También por las opiniones., más o menos político, mas o menos cientifico, a estos autenticos maestros del cinismo no les importa nada. para mover todo, en la televisión pública y comercial, es solo el dios-índice-de-escucha, a los que están dispuestos a sacrificar realmente todo, completamente desprovisto de cualquier sentido ético y moral. O aclarar: si son conscientes de que las noticias pueden ser sesgadas y peligrosas hasta el punto de desorientar a la opinión pública, pero destinado, sin embargo, a elevar los índices de audiencia, siempre y en todo caso la opción será la elección del índice de audiencia, porque al enfrentamiento, de la verdad y la opinión pública, en general le importa poco o nada. En Fondo, quien es el oyente? Pronto dicho: un elemento que debe contribuir a la creación de beneficios.

.

tal vez estoy invocando la censura? No, Trato de aclarar -y pretendo hacerlo bien y sin malentendidos- que en un momento de emergencia, con actividades laborales suspendidas, empresas cerradas, gente encerrada en la casa en pleno cierre de emergencia, muchos en desesperación y depresión, lo peor que se puede hacer, bajo pretextos de libertad y falsos derechos a la información, era retransmitir en directo por televisión las broncas de virólogos que se daban por idiotas e incompetentes entre sí. Ya una pandemia es un evento traumático para la población, entonces pongamos a los politicos que sufren de bulimia votando que actuaron como lo hicieron, junto a representantes del mundo científico que fueron a discutir en televisión frente a millones de italianos encerrados en casa, y pronto se hizo el desastre. Y sobre todo esto, quien supo cosechar los beneficios difundiendo conspiraciones a raudales y sacando a la luz a sumos sacerdotes de la pseudociencia que ni siquiera serían aptos para trabajar como ujieres en ningún centro de estudio e investigación de vanguardia? Pronto dicho: sujetos tales como los gerentes de la red conspiración ByoBlu. es este, Si usted permite que, no es culpa de los dioses sin vacunas ni de antivacunas, quienes son quienes son y a quienes conocemos bien, especialmente aquellos ideologizados al máximo e ilógico poder, capaz de ser más dañino socialmente que un mildiú que ataca las vides y destruye las uvas. La responsabilidad es de quien, en plena pandemia, con los italianos presos en la casa, siguieron pensando en sus carteras de votos electorales y en los medios que operaban según la lógica de dios-índice-de-escucha.

.

La Iglesia, hoy enfermo de piacioneria con el desesperado objetivo de recuperar esa credibilidad perdida inexorablemente durante años, por su parte, creyó conveniente ponerle la pesada carga. Y así nos encontramos con varios obispos que llegaron a amenazar con suspender del ejercicio del sagrado ministerio a los poquísimos sacerdotes que son refractarios a ser vacunados.. Pero incluso en este caso, debe hacerse una distinción precisa: un sacerdote que hizo sus propias teorías falsas, ilógico y anticientífico, o eso a pesar de las negativas de la Santa Sede afirmó e instó a no vacunarse porque los fetos de bebés abortados se mezclaron dentro de las vacunas, o afirmar que la vacuna altera el ADN humano, o peor que un pastilla por los fuertes poderes ocultos que gobiernan el mundo, que mañana nos pueden enfermar o morir a la orden cuando decidan adelgazar la población mundial… pronto dijo: un sacerdote que afirmó y difundió tales cosas, debe ser apartado inmediatamente del contacto con los fieles y limitado en el ejercicio del ministerio, porque puede engañar a mucha gente, con todas las consecuencias que de ello se pudieran derivar. Ciertamente medidas draconianas, pero a veces necesario, en varias situaciones totalmente limitadas a las vacunas solamente. ¿Por qué un sacerdote que desaconsejó a los pacientes con cáncer practicar quimioterapia en caso de necesidad?, porque dijo que agravaría el cáncer con el único fin de enriquecer a las multinacionales farmacéuticas, o el sacerdote que sugeriría a un hombre con cáncer de próstata o a una mujer con cáncer de mama que se pusiera en contacto con un buen homeópata lo antes posible, ya que los oncólogos solo son capaces de hacer daño, actuar de esta manera demostraría que carece del equilibrio humano y cristiano necesario para poder ejercer adecuadamente el ministerio de pastor en el cuidado de las almas, llevar todos los daños y perjuicios del caso a la Christi fideles, que es deber de los obispos y sacerdotes proteger y salvaguardar, ciertamente no lo exponga a riesgos graves.

.

Habiendo estado en el ministerio durante años. como confesor y director espiritual de numerosos sacerdotes, cuantos sacerdotes he conocido que hacen argumentos de este tipo o que difunden teorías similares? A decir verdad, ni siquiera conozco uno. O mas bien si, yo conozco uno, no es presbítero sino arzobispo titular, S.E. Mons. Carlo María Vigano, frente a la cual mi corazón llora al ver como un hombre serio, servidor honesto y fiel de la Iglesia, tal ha sido toda su vida, se reduce hoy a ser el impulsor de las más absurdas e idiotas teorías conspirativas. Pero estamos hablando de un caso tan extremo como raro..

.

Otro problema es el miedo., porque en este caso puedo decir que le tengo miedo a la vacuna, sobre todo por la avalancha de noticias e informaciones contradictorias que durante meses y meses han tenido como blanco a nuestra comunidad nacional, he conocido varios. En este caso, sin embargo, hay que preguntarse seriamente: ante presbíteros asustados, qué buen obispo reacciona y actúa amenazándolos con proceder contra ellos con sanciones canónicas? Como veis, he esbozado dos casos distintos sin ninguna pena de malentendido., que requieren acciones diferentes y disposiciones muy distintas por parte del obispo, cuya tarea no es castigar al sacerdote considerándolo culpable de miedo, sino para ayudar al sacerdote a superar sus propios sentidos de miedo. Sobre todo, lo que golpeó a algunos de nuestros obispos capaces de mostrar sensibilidad solo hacia la venenosa ideología imperante de los pobres y los migrantes, con toda la genuflexión adulación del azar, fue la a veces verdaderamente preocupante falta de aequitas.

.

Recordó el padre Ivano Liguoria en uno de sus dos artículos [ver aquí] que ciertos obispos celosos, listos hoy para amenazar con suspender a los sacerdotes resistentes a las vacunas del ejercicio de su sagrado ministerio, no hace mucho, siempre en plena pandemia, he visto casos de sacerdotes que han ido a firmar por la propuesta referéndum sobre la eutanasia, luego publicando en social media una foto en la que estaban retratados sonriendo frente al centro de recogida de firmas con Marco Cappato. No solo, ninguno de estos sacerdotes fue amenazado con la suspensión del ministerio o si el pastor fuera removido de la parroquia, porque los obispos de estos sacerdotes lo ignoraron, movido por un espíritu omiso que, para usar una antigua expresión bíblica: gritos de venganza delante de Dios. En este punto me gustaría unir al teólogo con el viejo y oxidado jurista que hay en mí...

.

Uno de los fundamentos principales del derecho romano. es el principio de aequitas, de donde proceden los llamados “principio de proporciones” o “sentido práctico de la proporción”, todo para llegar a un derecho verdaderamente justo y, por tanto, a un juicio verdaderamente equitativo. Nuestro derecho canónico romano, o Derecho eclesiástico, se basa en los principios del derecho romano antiguo. Un obispo que se propone seguir las esquizofrenias flagrantes de la sociedad contemporánea, de lo políticamente correcto o de la piedad imperante, demostrar que estás actuando de una manera emocional o apasionada, cosa mala por decir lo menos para cualquier obispo, que no puede ser ignorante hasta el punto de olvidar aquella sabia máxima de Aristóteles que es el fundamento del derecho y de la justicia verdaderamente justa: “La ley es razón desprovista de pasión emocional”. Y de la falta de aequitas, de ahí el sentido de la proporción, pueden surgir esquizofrenias episcopales graves y dañinas.

.

Representamos todo con este ejemplo.: cuando algunas partes del Misal Romano fueron corregidas recientemente, incluyendo la oración de Nuestro Padre, había varios presbíteros, especialmente los ancianos, quien inicialmente encontró difícil dispensar lo políticamente correcto cita rosa diciendo "Oren hermanos y hermanas", más les costaba decir "no nos abandones a la tentación" en la oración del Nuestro Padre. Y entonces, en muchas diócesis italianas, se desató allí Gestapo-Episcopal y entregó poco después la lista de prohibición de los sacerdotes que seguían diciendo "Oremos hermanos". No porque desairaron a las hermanas., pero por qué "oren, hermanos»Siempre ha tenido una connotación universal y sobre todo incluyente, dentro del cual estaban todos encerrados, no solo "hermanos y hermanas", pero todas las categorías humanas. Y esto con el debido respeto a quienes inmediatamente se especializaron en golpear al episcopado italiano excepto para cumplir y alisar el cabello de su electorado alemán., que contiene lo mejor de lo peor de todo lo que ya no es católico en el ámbito episcopal. Por eso no está claro, queriendo ser precisos en la distribución de los cita, por qué no insertaron esta fórmula: “Oren hermanos, hermanas, niños, joven, Personas mayores, discapacitado, enfermo terminal … hasta putas y putas”, que merecen oraciones e invitaciones a la oración más que nunca. Por no hablar de las diferencias sexuales., porque la Iglesia universal siempre ha orado - y siempre orará - también por “homosexual, lesbianas, transexuales, etcétera … etcétera …”. Es por eso que no entiendo por qué no se han incluido todas estas categorías y en cambio nos limitamos solo a orar por nuestros hermanos y hermanas. cita rosa de las hermanas. En conclusión: aún otra alemán (le confieso a dios, el Todopoderoso, y todos los hermanos y hermanas …). Aclarando y reiterando que "oren, hermanosEra tan completo como lo son los términos homo o Humanitas.

.

Así, algunos párrocos ancianos que nunca se atrevió a suspirar fuera de lo que está escrito en el Misal, menos que nada sumando o restando nada como ellos deseen, tras la información enviada por los miembros de la Gestapo-Episcopal se sintieron llamados por el obispo, o por quien para el, con la invitación perentoria a adherirse escrupulosamente a la nueva fórmula. Sin embargo, mientras estos casos se iban dando por obra de ciertos obispos -y desgraciadamente ha habido muchos- los miembros de la secta intraeclesial del Camino Neocatecumenal, continuaron sin inmutarse para hacer en los suyos kikoliturgie todo lo que querían en abusos litúrgicos de todo tipo. Pero todas estas cosas, ciertos temas que tienen su lema como lema en su escudo de armas episcopal “politicamente correcto por los siglos de los siglos”, no los vieron y realmente no querían verlos. Razón simple: porque si los obispos recuerdan a viejos párrocos, éstos inclinan la cabeza y obedecen al instante, como debe ser, dado que al obispo, todos nosotros sacerdotes, debemos respeto filial y obediencia devota. Sin embargo, si recuerdan a los neocatecumenales, que en cambio solo obedecen a sus ignorantes y prepotentes megacatequistas laicos que reciben órdenes de Kiko Argüello en materia de doctrina, fe y liturgia, los obispos lo saben muy bien -y esta vez lo digo con el estilo expresivo de Benedicto XIV - que a las llamadas de los obispos les importa una mierda emérito. Dicho esto, repito: si un sacerdote abraza la eutanasia esto no elimina el problema de novax, así como es completamente obvio que uno no puede esperar reaccionar o justificarse a sí mismo o ciertas situaciones incorrectas y peligrosas diciendo que otros hacen o han hecho peor. Sin embargo, es cierto que para aequitas y sentido de la proporción, antes de disparar y condenar públicamente a un sacerdote que no quiere vacunar solo porque está confundido y asustado, se cuida de reprochar públicamente a un sacerdote que ha ido a firmar a favor de la referéndum por la eutanasia. Por que mas, de otra manera, corres el riesgo de condenar a la pobre campesina que se atrevió a besar a su novio con medio centímetro de la punta de la lengua fuera de la boca, pero teniendo cuidado de no condenar a la hija del poderoso señor feudal que va a orgías con tres o cuatro hombres juntos, pero sobre el cual, sin embargo, los leones episcopales que, en todo caso, también se quejan de los dioses leones del teclado, por tanto condenando a los que no dicen "hermanos y hermanas" y fingiendo no ver -otra vez al estilo de Benedicto XIV- que los neocatecumenales hacen lo que les da la gana con la liturgia, siguiendo las directrices del laico Kiko Argüello más que las del obispo sucesor de los Apóstoles, así como supremo liturgista de cuya Eucaristía válida celebrada depende la legal validez de toda la Eucaristía celebrada por nosotros sus sacerdotes.

.

Ahora alguien trata de culparme. Ya, es cierto, a lo largo de este discurso, indudablemente serio, racional y logico, Escribí y dije dos veces la vergonzosa y vulgar palabra "joder".!». Sí, Usé esta palabra de la misma manera que la usó uno de los más grandes Sumos Pontífices de nuestra modernidad, que muchos obispos harían bien en inspirarse, mostrando así tener -bajo este noble órgano tantas veces mencionado por Benedicto XIV en su intercalar- también las bolas. Actuando entonces, como consecuencia, como hombres con pelotas, no como las doncellas caprichosas y delicadas que juegan fuerte con los débiles y las putas con los bravucones fuertes, en esta Iglesia nuestra cada vez más dramáticamente desvirilizada y feminizada.

.

desde la Isla de Patmos, 20 Enero 2022

.

.

EL ÚLTIMO LIBRO DEL PADRE ARIEL ESTÁ EN DISTRIBUCIÓN

Para ir a la tienda haz click en la imagen de portada

.

.

.

«Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres» [Juan 8,32],
llevar, difundir y defender la verdad no sólo tiene de
riesgos sino también costos. Ayúdanos apoyando esta isla
con sus ofertas a través del sistema seguro de Paypal:









o podéis utilizar la cuenta bancaria:

a pagar a Edizioni L'Isola di Patmos

IBAN IT 74R0503403259000000301118
en este caso, nos enviáis un correo electrónico de alerta, porque el banco
no proporciona vuestro correo electrónico y nosotros no podemos enviar una
acción de gracias [ isoladipatmos@gmail.com ]

.

.

.

.

.