Los dilemas lejanos de la Humanae Vitae, entre especulaciones teológicas legítimas y jueces de Internet especializados en todo, Incluir las partes más delicadas de la moral católica en materia sexual.

- Las páginas teológicas -

LOS DILEMAS CUALQUIER COSA QUE CERRADO DE la vida humana, ENTRE ESPECULACIONES TEOLÓGICAS LEGÍTIMAS Y JUECES DE INTERNET ESPECIALISTAS EN TUTTOLOGÍA, INCLUYENDO LAS PARTES MÁS DELICADAS DE LA MORAL CATÓLICA EN MATERIA SEXUAL

.

[…] En este estilo fue escrito Humanae Vitae, en un intento de explicar "por qué no …"Pero al mismo tiempo porque" ya no como antes …"Entonces por qué" un poco de sí y un poco de no …", o mejor decir: la sexualidad tiene como objetivo el don de la vida, pero puedes unirte, mientras no estés cerrado al don de la vida. Los métodos artificiales de control de la natalidad están prohibidos., sin embargo existen métodos naturales no artificiales que pueden ser utilizados por quienes se incorporan sin cerrarse a la vida pero al mismo tiempo controlando los nacimientos y previniendo el embarazo.

.

.

Autor
Ariel S. Levi di Gualdo

.

.

PDF artículo para imprimir
.

.

LECTURA AUDIO DEL ARTÍCULO

Los Padres de la Isla de Patmos han incluido en los artículos lectura de audio para lectores afectados por aquellas discapacidades que les impiden leer y al mismo tiempo brindar un servicio a quienes, al estar viajando y no poder leer, pueden aprovechar el audio- leyendo

.

.

.

.

En mi último artículo [ver AQUI] También hablé del tema de la anticoncepción con referencia a la encíclica del Santo Pontífice Pablo VI. Humanae Vitae [véase el texto, AQUI]. Ya había un elemento provocativo en el título., pero lejos de ser insensato, dirigido a "aquellos católicos deprimidos y deprimidos que encierran la moral dentro de un condón y que consideran el sexo como el centro de todo el misterio del mal".

Este tema Pude diseccionarlo en mi libro Y Satanás vino trino [ver, AQUI] en la que, ya hace diez años, Analicé y escribí:

“Después de haber disparado durante mucho tiempo sobre el sexo como si fuera el pecado de los pecados, hoy estamos sufriendo el golpe de retroceso y por obras y omisiones, nosotros, los sacerdotes, podemos parecer los menos aptos para hablar de manera creíble sobre la moralidad sexual [...]»

Por qué mi broma provocativa dirigido a aquellos "católicos deprimidos y deprimidos que encierran la moral en un condón"? Pronto dicho: porqué, por paradójico que pueda parecer, insistir con rigor en ocasiones hasta los límites de lo inhumano, no son obispos y sacerdotes, acostumbrado en su mayor parte a tener que ver con material humano concreto, pero ciertos laicos católicos que hoy, Acerca de social media, han encontrado una salida portentosa y a veces incluso peligrosa para sus frustraciones. De hecho, practica la virtud de la caridad, amor al prójimo y misericordia, para algunos es tan òstic que prefieren enfurecerse por esos pecados que todos van del cinturón para bajar, mientras pastores al cuidado de las almas, confesores y directores espirituales, eruditos y teólogos, sabemos muy bien que los peores pecados de todos van del cinturón para subir. Ante todo orgullo, quien es la madre impulsora de todos los pecados capitales, para hacer un seguimiento con otros a continuación. Y sin embargo,, este tipo de personas he renombrado teólogos del teclado y casi siempre caracterizado por un escaso conocimiento de los fundamentos de la doctrina católica, no dudan en pasar por alto todos los demás pecados capitales con extrema facilidad, ni les importa saber, quizás porque les afecta hasta la médula? -, que en principio, un mísero, un envidioso y un perezoso, pueden hacer mucho más daño a los demás que un lujurioso. Y a menudo sucede que incluso el avaro es el, el envidioso y el perezoso, levantarse como un azotador de los vicios de los demás al sacarlo del único elemento que él consideraba pecado: sexo.

Una vez regañé severamente a un católico duro y puro, de aquellos toda familia y tradición, que arrojó relámpagos y pernos contra los pecados vinculados al Sexto Mandamiento, declarando en tono de odio: «Ustedes sacerdotes y su Bergoglio ya no defienden la moral y la familia, porque has abandonado los derechos no negociables y ahora eres esclavo del mundo ". Le recordé que él, como contratista de obras, funcionó ilegalmente, poco pagado, varios trabajadores del norte de África, sin cotizaciones y cobertura de seguro por accidentes de trabajo. Se puso morado y me gritó: "Esto no tiene nada que ver con la familia y la moral!». Respondí gritando más que él: "Esto tiene algo que ver con eso, porque no pagar el salario justo al trabajador, para la moral católica y la doctrina social de la Iglesia es un pecado que clama venganza ante los ojos de Dios, mientras que un condón o una relación sexual consumida antes del matrimonio, no constituye un pecado de tal gravedad ". Al día siguiente fui a la Oficina de Trabajo local y me presenté personalmente., directamente con mi cara, se entiende, un informe en su contra, especificando a los gerentes de oficina: «La cosa es particularmente grave para mí, es que este explotador tiene incluso la osadía de declararse un verdadero católico. Pero estos son asuntos que ciertamente no te conciernen, en todo caso confío en ti porque espero, para este tema en particular, una sanción ejemplar ". Appresso, Me aseguré de que supiera que yo había hecho el informe., con este resultado: el defensor de la moral y de la familia frente a la laxitud del Sumo Pontífice y de los sacerdotes, me hizo amenazas que harían palidecer a un mafioso acusado de extorsión.

Excluyendo a los expertos en teclados de Internet, especializarse en lo que sea, incluyendo las páginas más delicadas de la moral católica relacionadas con la sexualidad humana, Debo decir que en cambio, fue un placer hablar con varios lectores que han enviado comentarios muy relevantes., que puedes encontrar debajo de ese artículo anterior, Hablar y hablar con razón y con pleno conocimiento de los hechos.. Esto significa que no solo podemos discutir, pero eso siempre es bueno para hacer, además de útil para los numerosos lectores que nos siguen en nuestra revista.

Lo que han escrito varios comentaristas es correcto y justo en sí mismo tanto a nivel doctrinal como eclesiológico. Por mi parte, primero precisé que para el Santo Pontífice Pablo VI, esta encíclica, fu “terrible”, porque era perfectamente consciente de que iba en contra de la mayoría del episcopado, del clero y los teólogos que esperaban una apertura mesurada y equilibrada a alguna forma de anticoncepción. Muchos de ellos lo dieron hasta tal punto que, cuando salió esta encíclica, reaccionaron algo mal. ¿Y si reaccionaran mal?, Pablo VI, ante la historia, si no lo hizo mal, sin embargo, fue muy débil en términos de gobierno pastoral, porque razonablemente, a la salida de Holandés Catecismo, debería haber despedido a todos los obispos de ese país de un plumazo y luego proceder con nuevos nombramientos. En cambio, Pablo VI lloró y sufrió, él sufrió y lloró, mientras todo el norte de Europa marchaba hacia la deriva neo-protestante. Es fácil decir que Pablo VI mostró en varias situaciones incluso un escaso espíritu de aequitas, por ejemplo cuando se encontró ante el caso holandés y el caso del obispo Marcel Lefebvre, ambos merecen recordatorios firmes y severos. En lugar, sobre el caso holandés, Pablo VI lloró y sufrió, él sufrió y lloró, mientras que en el caso Lefebvre procedió con un hacha. Y esto denota, en los casos específicos reportados, falta de prudencia y equilibrio, como lo señalaron de inmediato quienes plantearon serias dudas desde el inicio de su proceso de beatificación.

Habiendo dicho eso me veo obligado a aclarar de nuevo lo que ya he dejado claro en mi libro reciente La secta Neocatecumenal [ver, AQUI] donde frente a la crítica doctrinal dirigida a este movimiento y sus iniciadores, sucedió que, con crasa ignorancia, los directamente involucrados reiteraron que Pablo VI y Juan Pablo II, bajo los pontificados de los que habían crecido, ambos han sido canonizados. Dicho esto, me acusaron de estar "en contra de la Iglesia y en contra de los dos Pontífices hoy ambos santos".. Por tanto, es necesario reiterar hoy lo que ya aclaré en su momento, en esa coyuntura diferente pero en algunos aspectos similar: para elevar a un pontífice a los honores de los altares, no significa dogmatizar todos sus actos, gesto o disposición administrativa que tuvo lugar bajo su pontificado, como el reconocimiento de este movimiento, finalmente se produjo con un acto conciso y aséptico puramente administrativo no firmado ni siquiera por el Sumo Pontífice y sin ninguna referencia a su Persona Augusta, sino por el presidente del Pontificio Consejo para los Laicos. Dicho esto aclaro que los Santos, En su vida, como todos los seres humanos nacen con la mancha del pecado original, no estaban libres de pecado ni de error. Y sus errores cometidos, no invalidan el heroísmo de sus virtudes, comenzando con Pedro, quien negó a Cristo tres veces mintiendo y maldiciendo [cf. Mt 26, 69-75] y, primero a la cabeza de todos, con todo el colegio apostólico abandonó a Cristo y huyó [cf. Mt 26, 56].

De paso y para aclarar: La postulación de la causa de beatificación de Pablo VI fue encomendada inicialmente a la Postulación General de la Compañía de Jesús., dirigido por dos jesuitas de la vieja escuela que tenían este Pontífice, no solo un conocido muy directo, porque también fueron sus colaboradores en diversas situaciones delicadas. Primero, los dos especialistas, planteó preguntas recogidas en nueve puntos muy concretos, aclarando que, si no se hubieran escapado antes, no existían requisitos necesarios para realizar un proceso. Y entonces sucedió que, con un golpe orquestado por el cardenal Giovanni Battista Re, el proceso fue retirado de la Postulación General de la Compañía de Jesús y confiado a otros. Y con esto lo he dicho todo en parte, a pesar de no tener ni el deseo ni la intención de ir más lejos.

La comisión teológica encargado de estudiar los borradores de Humanae Vitae, le dijo claramente a Pablo VI que no había elementos para poder recurrir a un pronunciamiento del magisterio solemne e infalible, si bien existen razones para publicar esta encíclica, porque especialmente en el tema de la anticoncepción, obispos y sacerdotes, teólogos pero sobre todo fieles, han estado pidiendo una respuesta durante mucho tiempo. Luego le expresaron a Pablo VI que con esa encíclica, el discurso se cerraría permanentemente, pero que a nivel teológico y moral los debates permanecerían abiertos en el tiempo, sobre todo por el rápido progreso de la ciencia misma. Y, como expliqué en el artículo anterior, debate sobre la verdad no definido sino definitivo, que pueda. Lo que no es posible - como he dejado claro -, es cuestionarlos, o peor, rechazarlos. Y si un confesor hiciera esto, un director espiritual o un teólogo, seria particularmente serio, de hecho diría de una gravedad sin precedentes.

Debatir en los ámbitos en los que es legítimo debatir, la pregunta que se plantea principalmente es la siguiente: di no a la anticoncepción porque en ella implícitamente habría un cierre a la vida, de ninguna manera es un discurso claro, sino más bien un terreno muy resbaladizo, especialmente si al mismo tiempo se declaran lícitas las relaciones sexuales entre cónyuges en periodos de infertilidad o con el uso de las que en el léxico común se denominan “métodos naturales” o, completamente incorrectamente: “anticoncepción natural”.

Este es de hecho el elemento innovador que escapa a muchos que no están familiarizados con este documento: la legalidad de las relaciones sexuales entre los cónyuges, incluso si no tienen como objetivo la procreación, siempre que no estén cerrados al don de la vida.

Sin embargo, es precisamente en esta forma de apertura que algunos eruditos siempre han tendido a leer una contradiccin en trminos, argumentando que el texto de Humanae Vitae, más allá de su sabia y profética doctrina, en ciertos temas no es tan claro como quisiera. Por ejemplo: a n. 10 habla de "paternidad responsable" y en n. 11 reconoce que una vida no es necesariamente el resultado de una relación sexual y que las relaciones sexuales entre cónyuges:

«[...] no dejan de ser legítimos aunque, por razones que nunca dependen de la voluntad de los cónyuges, son infértiles, porque siguen ordenados para expresar y consolidar su unión. De hecho, como lo atestigua la experiencia, no de cada encuentro conyugal sigue una nueva vida ".

luego continuamos especificando:

"Dios ha dispuesto sabiamente las leyes y los ritmos naturales de la fecundidad que ya en sí mismos distancian la sucesión de nacimientos. Si embargo,, llamando a los hombres a observar las reglas de la ley natural, interpretado por su constante doctrina, la Iglesia enseña que cualquier: el acto matrimonial debe permanecer abierto a la transmisión de la vida ".

Simplemente pon: todo esto equivale a decir que los esposos pueden unirse en el acto sexual lo que no necesariamente conduce a generar una nueva vida siempre que respeten las leyes de la naturaleza y no estén cerrados al don de la vida.. Por tanto, es legítimo recurrir a varios "métodos naturales" para el control de la natalidad., como el método Knaus y el método Billings, gracias a lo cual es posible tener momentos de intimidad conyugal sin recurrir a la anticoncepción artificial.

Sin embargo, moralmente se debe hacer una pregunta no es exactamente irrelevante: No pocos cónyuges católicos utilizan métodos anticonceptivos artificiales., no porque estén cerrados a la vida, sino todo lo contrario! Pero debido a que no estarían en condiciones de recibir, al menos en el acto, un segundo o tercer hijo, porque simplemente no tendrían los medios para mantenerlo. Además de no estar cerrado a la vida, ellos rezan y esperan estar en la condición algún día, de los niños, tener otro o dos más, algo que le pidan a dios como una verdadera gracia. Ahora sigue el caso completamente diferente de otras parejas católicas que, haber planeado tener un solo hijo y nunca más, pudiendo permitirse fácilmente generar dos o tres más y poder mantenerlos sin problema, realizan su actividad sexual satisfactoria, en una condición de cierre total a la vida, utilizando los métodos naturales permitidos, por lo tanto sintiéndose perfectamente en paz con sus conciencias cristianas porque no usan anticonceptivos artificiales.

Frente a estos dos casos diferentes, cualquier cosa menos imaginativa pero muy real, cualquiera que especule en el campo de las ciencias teológicas o la moral católica, puedes hacerte algunas preguntas serias, o está prohibido hacerlo?

De hecho, no pocos teólogos han planteado esta pregunta., entre ellos tambien: que diferencia hay entre un metodo artificial, los llamados anticonceptivos, y los llamados métodos naturales? Por que en cualquier caso, ambos le permiten tener relaciones sexuales evitando el embarazo y por lo tanto poder “planifica tu vida”, con la única diferencia que, en el primer caso, esto sucede con un método artificial, en el segundo caso, esto sucede con un método natural permitido por la Iglesia. Dicho en otras palabras: Los métodos de Knaus y Billings, tan aclamados y recomendados, pueden usarse exactamente con el mismo espíritu con el que se usa un condón o una píldora anticonceptiva., entregarse al sexo puro como un fin en sí mismo, con la única diferencia de que en este segundo caso la "anticoncepción" se basa en un método artificial y no natural.

Señores, permíteme una pregunta: No es que para el caso, en lugar de preocuparme de que el mal venga del corazón del hombre, se nos hace pensar que el mal es todo lo que se encierra solo en un condón de látex? Porque Cristo Dios, él responde esta pregunta precisa:

«[...] Lo que sale del hombre, esto contamina al hombre. Desde el interior de hecho, es decir, del corazón de los hombres, salen malas intenciones: fornicaciones, robo, asesinatos, adulterio, Cupidigie, mal, farsa, impudicizia, envidia, calumnia, soberbia, stoltezza. Todas estas cosas malas salen de dentro y contaminan al hombre " [MC 7, 21-22].

exposición contenido en n. 10 y 11, donde se reconoce la legitimidad de los momentos de intimidad entre cónyuges no orientados a la procreación, siempre que no estén cerrados al don de la vida y no recurran a métodos artificiales, sigue n. 12 que habla de “dos aspectos inseparables entre unión y procreación”, exponiendo lo siguiente:

“Tal doctrina, expuesto repetidamente por el Magisterio de la Iglesia, se basa en la conexión inseparable, que Dios quiso y que el hombre no puede romper por su propia iniciativa, entre los dos significados del acto conyugal: el significado unitivo y el significado procreador. De hecho, por su estructura íntima, el acto marital, mientras une a los esposos con lazo profundo, los hace aptos para la generación de nuevas vidas, según leyes inscritas en el ser mismo del hombre y la mujer. Salvaguardar estos dos aspectos esenciales, unitivo e procreativo, el acto conyugal preserva plenamente el sentido del amor mutuo y verdadero y su orden a la más alta vocación del hombre a la paternidad. Creemos que los hombres de nuestro tiempo son particularmente capaces de captar hasta qué punto esta doctrina es permisible para la razón humana ".

En este estilo fue escrito Humanae Vitae, en un intento de explicar "por qué no …"Pero al mismo tiempo porque" ya no como antes …"Entonces por qué" un poco de sí y un poco de no …", o mejor decir: la sexualidad tiene como objetivo el don de la vida, pero puedes unirte, mientras no estés cerrado al don de la vida. Los métodos artificiales de control de la natalidad están prohibidos., sin embargo existen métodos naturales no artificiales que pueden ser utilizados por quienes se incorporan sin cerrarse a la vida pero al mismo tiempo controlando los nacimientos y previniendo el embarazo.

Pregunta: en Humanae Vitae esto fue escrito, o soy yo quien lo malinterpretó? Porque si me equivoco, entonces en ese caso, de la misma manera que me he lanzado a ciertas especulaciones, Declararé públicamente que he entendido mal el texto., así que le explicaré a quien me leyó anteriormente, la naturaleza de algunos de mis errores interpretativos debido a mi incapacidad humana para comprender el Humanae Vitae.

Frente a este texto claro, pero claro hasta cierto punto, teólogos y especialistas en moral católica, no deberían discutir, sin cuestionar la disciplina de ninguna manera? Porqué , si es así, en ese caso deberíamos ser interrogados: ¿De qué sirvió el gran consejo de consejos?, Vaticano II, quizás para cerrar definitivamente las especulaciones teológicas en el campo de la filosofía, de las ciencias bíblicas, la dogmática, el Sacramentario, la doctrina social de la Iglesia y así sucesivamente?

En conclusión agrego: esta encíclica está totalmente afectada, como todos los de Pablo VI, del lenguaje y estilo del Concilio Vaticano II, sobre cuya estructura lingüística es a veces humeante y no particularmente clara, A menudo he tenido la oportunidad de discutir, como muchos de mis otros hermanos [entre mis últimas exposiciones sobre el tema me refiero a esta Lectio en video, AQUI].

El Vaticano, como vengo repitiendo desde hace años, ha elegido un nuevo idioma, que en mi opinión está muy influenciado por el estilo del decadente romanticismo alemán. Casi temiendo el lenguaje previo directo y decisivo basado en la lógica, escolasticismo y metafísica clásica. Este lenguaje deja abiertas muchas interpretaciones y discusiones, a veces incluso puede crear desorientación, como lo demuestra el hecho de que, durante décadas, obispos de diversas partes del mundo han consultado a la Congregación para la Doctrina de la Fe pidiendo información sobre las expresiones no particularmente claras de varios documentos; y cuando estos "muchos" finalmente hayan dejado de pedir opiniones, fue solo porque, cada uno de ellos, decidió hacer más o menos lo que quisiera y lo que quisiera. Esto es contrario a los documentos anteriores de los Concilios y del Magisterio., en la que intentamos en primer lugar evitar de alguna manera esa falta de claridad que podría haber dado lugar a diferentes interpretaciones y sobre todo a discusiones sobre doctrinas y disciplinas dadas en forma definitiva.

El pináculo de este estilo fue abordado en la exhortación apostólica postsinodal Amoris Laetitia en la que, un tema muy delicado y bastante complejo en un nivel estrictamente teológico y ciertamente no meramente disciplinar, tal es la de la eventual admisión de los divorciados vueltos a casar a la Sagrada Comunión Eucarística, estaba "oculto", además de una manera muy ambigua y poco clara, en un noticina en la parte inferior de la página. El conjunto, nótese bien: en un texto que en la edición oficial de la Editorial Vaticana consta de 194 páginas. Pregunta: en Historia de la Iglesia, nunca se había visto a sí mismo tratado, o mejor dicho, esconder un tema tan extraordinariamente delicado, en una nota al pie, además, en un texto tan largo que entre un sociologismo y otro habla de todo, incluyendo páginas y páginas dedicadas a las cosas más triviales e irrelevantes (!?)

Señalo sin posibilidad de negación fácil que si tomamos un canon del Concilio de Trento y lo leemos, su precisión y claridad son tan grandes y tales que ni siquiera un analfabeto, puede que no entienda el significado; si en cambio tomamos un documento del Concilio Vaticano II, encontraremos que detrás de él, a menudo, Se han escrito ríos y ríos de páginas que interpretan y aclaran su significado., o el llamado "espíritu", mientras que muchos todavía se preguntan qué significan realmente ciertos textos.

Los todoterreno especializados en cualquier juez de Internet con los peligrosos Hobby de la teología y la moral católicas, no administrar confesiones y no realizar el delicado ministerio de directores espirituales, quizás nunca hayan encontrado casos concretos, cualquier cosa menos "casos límite", por ejemplo de este tipo:

1) mujer joven, con un ciclo menstrual irregular desde la adolescencia, que después del primer parto ocurrió con grave riesgo, no podía ni debía tener un segundo embarazo porque eso pondría en grave peligro la vida de su madre, para salvar que el único “solución” hubiera sido un aborto;

2) un hombre que sufre de esperma infectado por herpes genital no curable;

3) Mujer VIH positiva debido a una transfusión de sangre infectada en el hospital después de la cirugía.;

4) mujer con esquizofrenia severa, tratado y mantenido bajo control, con el precedente familiar tanto de la madre esquizofrénica como de la abuela, ante lo cual los especialistas establecieron que se trataba de un defecto familiar evidente y que el gen de la esquizofrenia se transmitía en esa familia de mujeres a mujeres y no de mujeres a hombres, tanto es así que los dos esposos adoptaron dos hijos, a pesar de ser fructífero y todo menos estéril;

5) mujer incapaz de continuar con el embarazo con tres abortos espontáneos a sus espaldas y con complicaciones tras el tercer aborto espontáneo;

6) más mujeres en situaciones familiares muy particulares, casado con hombres que, más allá de la bondad y el amor nutrido hacia su esposa, mostraban poca madurez y equilibrio y que para ellos situaciones particulares de dependencia total de la madre o de sus familias altamente invasivas, no habrían podido manejar a un niño y evitar formas de abuso que literalmente hubieran destruido la vida de la madre embarazada junto con esa unidad familiar;

7) etcétera …

Los todoterreno especializados en cualquier juez de Internet, enfrentarse a casos de este tipo, u otras personas con las que me encontré en contacto realizando el ministerio de confesor y director espiritual, resolverían todo rápidamente diciéndoles a los afectados por ciertos problemas: "Sencillo, tienes que vivir como hermano y hermana!». debido a que este, obviamente, es el propósito del matrimonio: que los esposos viven como hermano y hermana, para el deleite de los jueces todoterreno y de Internet que se especializan en cualquier.

En conclusión, no puedo dejar de señalar que si vamos a investigar detrás de ciertos jueces de teclado despiadados y despiadados, bloggers campeones de la verdadera tradición católica y así sucesivamente, dispuesto a atacar a los sacerdotes ante todo con acusaciones de laxitud moral herética y otras acusaciones igualmente graves, descubriremos detrás de ellos un ejército de divorciados, de convivientes, de padres que tienen hijas que ya regresaron a casa a los dieciséis años el sábado por la tarde a las tres de la mañana y que saltaron de una relación sexual a otra sin posibilidad de ser controladas y domesticadas, seguir con los padres que tienen hijos convivientes fuera del matrimonio y reenviar a quien tenga más. Tal vez eso es lo que los vuelve rígidos y despiadados con los teclados., desde donde no dudan en pisar directamente los dormitorios de los demás. ¿O crees que es razonable que un blogger famoso y conocido, con dos divorcios a sus espaldas y viviendo con una joven divorciada, puede darse el lujo de lanzar públicamente truenos y relámpagos contra obispos y sacerdotes que, en su opinión, no defienden los valores sagrados no negociables de la familia?

Aquí está la diferencia entre un buen pastor al cuidado de las almas y despiadados jueces de teclado con los peligrosos Hobby de la teología y la moral católicas; que estrictos son, siempre y a tiempo, en la piel de los demás:

"Atan cargas pesadas y las ponen sobre los hombros de los hombres, pero ellos no quieren moverlas con un dedo» [Mt 23, 4].

.

desde la Isla de Patmos, 10 Agosto 2020

 

.

.

.

«Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres» [Juan 8,32],
llevar, difundir y defender la verdad no sólo tiene de
riesgos sino también costos. Ayúdanos apoyando esta isla
con sus ofertas a través del sistema seguro de Paypal:



o podéis utilizar la cuenta bancaria:
.1

a pagar Ediciones La isla de Patmos

IBAN IT 74R0503403259000000301118

CODICE SWIFT: BAPPIT21D21
en este caso, nos enviáis un correo electrónico de alerta, porque el banco
no proporciona vuestro correo electrónico y nosotros no podemos enviar una
acción de gracias [ isoladipatmos@gmail.com ]

.

.

.

.

avatar

Acerca de La Isla de Patmos

38 comentarios sobre "Los dilemas lejanos de la Humanae Vitae, entre especulaciones teológicas legítimas y jueces de Internet especializados en todo, Incluir las partes más delicadas de la moral católica en materia sexual.

  1. ¡Felicidades!
    Hace treinta años, expresé cosas similares al hablar con los seminaristas., cuando enseñé en nuestro seminario diocesano, cerrado desde hace años ( actualmente tenemos 2 seminaristas), y lo hice adhiriéndome estrictamente a la disciplina de Humane Vitae.
    El obispo me llamó y me dijo cara a cara que pensaba exactamente como yo, y habiendo dicho esto me rogó que no afrontara más ciertos discursos, porque eran temas muy sensibles e “peligroso” ser tratado bajo ese pontificado.
    Terminé el año de docencia y al año siguiente dejé de enseñar en el seminario, el obispo me dio otro encargo en el ámbito diocesano, además del ministerio de pastor que ya desempeñé.
    Cuando comencé a realizar otras tareas, para asistir, durante lo que has definido “el carnaval de las religiones”, chamanes, animistas, Ateos budistas, etc.. etc .. celebraron extraños ritos dentro de las iglesias de la ciudad de San Francesco a la sombra de las SS. Sacramento.
    Le dije cara a cara al obispo “terminaremos ahogándonos en un condón”, y cara a cara me respondió el obispo “Estoy de acuerdo contigo”.
    Mientras tanto, uno no especificado estaba de gira por Italia. “anterior” que de discurso en discurso socavó los cimientos de las verdades de la fe católica, y aun en esto el obispo estuvo de acuerdo conmigo, hasta el punto de invitarlo a hablar con su clero.
    Mi obispo luego se convirtió en cardenal.
    En el 2014 Escuché de algunos “gargantas profundas” que 2002 Me reportaron como “presbítero con perfil episcopal”. Cuando para una diócesis cercana se propuso mi nombre para los tres candidatos, fue excluido porque estaba definido “falto de formación en moral sexual y no acorde con el magisterio del pontificado”.
    Si yo también hubiera sido elegido obispo, y en particular para esa diócesis, Me hubiera negado inmediatamente a aceptar.
    En el 2016 un grupo de mis hermanos me propuso al nuevo obispo como vicario general, otros cohermanos le dijeron al obispo que yo no estaba “en línea con la enseñanza pastoral aperturista de Amoris Laetitia”. Y’ se eligió un vicario que en el desayuno, el almuerzo y la cena habla solo de inmigrantes y de “Salida Iglesia”.
    Tengo 72 años y espero estar online, cuando Dios quiera, después del merecido purgatorio, con el cielo.

    Sepa que tiene toda mi estima y mi cariño sacerdotal, No hace falta decir que incluso usted nunca llegará a ser obispo y cardenal., lo sabes muy bien, no necesitas decirte.

    Carta Firmada

    1. Se sabe que en la iglesia hay y siempre ha existido una cierta fobia sexual. Y es precisamente esta sexofobia, en mi opinión, que condujo a los excesos de la revolución sexual. Por el absurdo, cuanto más prohíbes, condenas, etc., cuanto más hagas esa cosa deseable a los ojos de los hombres.
      Como un poco’ dice San Pablo cuando habla del discurso del conocimiento de la ley y del pecado. Un’ una obsesión que no tiene igual a ningún otro pecado, cuando es claro que una sexualidad “no ordenado” a menudo es una expresión de otra cosa, quizás de actitudes y / o pecados de avaricia, egoísmo, desnudo, idolatría, etc.. con esta obsesión la iglesia ha jugado un gran papel de los cristianos, de los jóvenes, que ven en los sacerdotes solo ancianos reprimidos que se quedan ahí y simplemente dicen que el sexo es malo.
      Ahora tal vez un poco’ menos, pero escuchando el testimonio de algunas confesiones’ hace años que, era aterrador cómo los sacerdotes se fijaban solo en ese punto yendo a indagar a menudo con preguntas inapropiadas y vergonzosas, veces solo para alimentar sus picaduras. La sexualidad es una cosa compleja. A menudo en eso sí “esconder” defectos mentales y diversos tipos de patologías, que van allí para “respiradero”. Pensando en reducir todo a “esto esta hecho, ésto no está hecho” realmente tiene poco sentido.

      1. Querido Andrea,

        sobre su comentario, además de mi libro Y Satanás vino trino del 2010 reeditado en 2019 de Editions La Isla de Patmos, en el 2016 Escribí un artículo en estas columnas nuestras en el que me refería en parte “historia triste” en parte a mi experiencia como confesor:

        «Confesores iluminados: cuando duermes, ¿dónde guarda sus manos?»

        http://isoladipatmos.com/confessori-illuminati-quando-dormi-dove-tieni-le-mani/

      2. Es cierto que conozco personas que se han apartado de la iglesia.,últimos años 50, principios de la década de 1960, porque en confesión de niños que confesaron episodios de masturbación, fueron interrogados e intimidados,estilo de estación de policía….

    2. Querido padre Ariel, bajo el pontificado de Giovanni Paolo II,la moralidad sexual casi fue degradada al Casti connubi de Pío XI, Benedicto XVI, a pesar de estar en la línea de su predecesor, al menos dijo que en el caso de la prostitución el condón era el mal menor,con Bergoglio también los pastores (sacerdotes), aflojaron la rigidez,sobre la moralidad sexual,pero aun hoy la Humanae vitae, es utilizado por los conservadores como un club, olvidando o ignorando,como dijo el padre Ariel,que no todos los cónyuges tienen necesidades idénticas, algunos por razones de salud, edad,etcétera. no pueden seguir el H.V.. literalmente significa, desafortunadamente, mientras que la iglesia tiene un fuerte papel con el ecumenismo, estamos en anticoncepción, hace setenta años '…
      … incluso si no la conozco personalmente, la respeto por su integridad!!!

  2. … y a los que, cuando te opones a la “tienes que vivir como hermano y hermana”, te dicen que san José fue un marido muy casto, tienes que replicar: “Verdadera! Pero para convencer a San José de que eso era lo correcto, se necesitó la intervención directa de un ángel del Señor, y no el consejo mucho por kilo de nadie.

    1. “Así fue engendrado Jesucristo: María, su madre, Ella está comprometida con José, antes de mudarse juntos, el Espíritu Santo la encontró embarazada. José su marido, porque era un hombre justo y no la quería acusar públicamente, pensó en repudiarla en secreto " [Mt 1, 18-24].

      … y la esposa más casta a la que se refieren "los que dan consejos un poquito por kilo", como dicen los Santos Evangelios, tuvo bastantes problemas, antes de recibir la iluminación divina que luego recibió. Tanto es así que "pensó en repudiarla en secreto", evitando así que la Santísima Virgen acabe apedreada.
      Si el Santísimo Patriarca José no hubiera sido iluminado, el cónyuge más casto habría actuado exactamente como nos dicen los santos evangelios: repudiar a María en secreto.

      Te felicito por tu sabiduría.

    2. Creo que el Santísimo Patriarca José,
      precisamente porque es un hombre justo,
      si la Sabiduría del Altísimo no hubiera elegido a su familia para dar carne humana al Salvador,
      hubiera honrado,
      “conociéndola” en el tiempo establecido por las costumbres matrimoniales judías de la época,
      su boda con la siempre virgen María.

    3. S. José aún no tenía la Gracia Santificante que Jesucristo obtuvo para nosotros y que todo cristiano obtiene con el Bautismo y que posteriormente se fortalece con los demás sacramentos., así que partiendo de una condición desfavorecida “muy bien” . Además, el peso dado a la aparición de un ángel depende de la fe que uno tenga., como ya se ha escrito : “…Si no escuchan a Moisés y a los profetas, incluso si uno se levantara de entre los muertos, serán persuadidos” (Lucas en la parábola de los ricos Dives).

  3. Gracias Padre Ariel por estas aclaraciones..
    Debo admitir que todavía no puedo entender por qué los llamados métodos “natural” están permitidos, mientras esos “artificial” No. Yo también he conocido a personas que usan los métodos “natural” – y también los ofrecen a los demás – , sin razones válidas, sentirse en paz con la conciencia solo porque se les permiten métodos.
    ¿No sería mejor simplemente prohibir los métodos de aborto e insistir en la intención correcta en la decisión de unirse y evitar el embarazo??
    Si pudiera hacer algunos comentarios más al respecto, Agradecería.

  4. Padre Ariel, disculpa te hago una pregunta que me ha estado molestando por mucho tiempo, pero si un hombre y una mujer de 40/45 años se casan, tal vez esa mujer por edad, saludo, o embarazos previos, no puedo arriesgarme a quedar embarazada, sin empeorar la salud, estos cónyuges están obligados a tener al menos un hijo? Igualmente si no, su matrimonio sin generar, deja el sacramento nulo?
    O incluso sin hijos después de cierta edad, el matrimonio sigue siendo válido?
    No puedo encontrar una solución a esta pregunta..
    Gracias, por cualquier respuesta.

    1. Querido Michael,

      la imposibilidad de tener hijos no anula de ninguna manera el matrimonio.
      Uno de los principales propósitos del matrimonio es sin duda la procreación., pero si por razones de edad o salud esto no puede suceder, la validez del matrimonio no se ve afectada de ninguna manera.
      De lo contrario, Yo mismo me hubiera prestado a la celebración de un matrimonio originalmente estropeado por la nulidad, cuando recibí el consentimiento de dos cónyuges que celebraron su boda a la edad respectiva de 68 y 72 años.

      Para aclarar su duda, simplemente tome y lea el rito del matrimonio en sí., durante el cual el sacerdote debe proceder a la “interrogatorio público” antes de que los dos intercambien consentimiento. Las preguntas que se hacen son las siguientes:

      N. y N.,
      has venido a celebrar la boda
      sin ninguna restricción, en plena libertad y consciente
      el significado de tu decisión?

      Estas dispuesto, siguiendo el camino del matrimonio,
      amarnos y honrarnos de por vida?

      Estás dispuesto a recibir con amor
      los hijos que Dios te querrá regalar
      y educarlos según la ley de Cristo y su Iglesia?

      El ritual establece que esta tercera pregunta concierne a los niños., en algunos casos puede omitirse, por ejemplo, cuando los cónyuges son mayores de edad.

      También aprovecho para decirte que no es cierto, que la antigua ley mosaica, entendida como la Ley revelada por Dios, previó el repudio de su esposa estéril. En todo caso, es cierto que los autores de la antigua ley rabínica a menudo hicieron que Dios revelara lo que Dios nunca reveló..
      Que era posible divorciarse de su esposa, esto se esperaba, pero a este respecto Cristo Dios aclara su oposición al repudio sin pena de equívoco afirmando:

      «Entonces se le acercaron unos fariseos para ponerlo a prueba y le preguntaron: “Es lícito que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo?”». Y él respondió:: “¿No leíste que el Creador primero los creó hombre y mujer y dijo: Por esta razón el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su esposa y los dos serán una sola carne.? Entonces ya no son dos, pero una sola carne. Por tanto, lo que Dios ha unido, hombre no lo separes”. Le objetaron: “Porque entonces Moisés ordenó darle un certificado de divorcio y despedirla.?”. Jesús les respondió: “Por la dureza de tu corazón, Moisés te permitió divorciarte de tus esposas, pero al principio no fue asi. Por eso te digo: Cualquiera que se divorcie de su esposa, excepto en el caso del concubinato, y se casa con otro comete adulterio”».

      Y si la esterilidad fuera motivo de repudio, en tal caso, deberían ser las esposas las que se divorcian de sus maridos – que según la antigua ley judía no podían hacer en absoluto – porque la ciencia demuestra ampliamente que los casos de infertilidad, por un porcentaje de 7 de 10, dependen del hombre y no de la mujer.

      Otro asunto son los pactos estipulados entre los cónyuges antes de la boda, condicionando lo mismo para no tener hijos, por qué tales acuerdos, en principio, hacer que el matrimonio sea defectuoso en el origen y, por lo tanto, nulo y sin efecto.
      Para que esto se materialice, es necesario que una de las dos partes imponga a la otra, como condición para el matrimonio, el compromiso de no tener hijos y que acepta. O que ambos, según lo acordado mutuamente, casarse con la intención de nunca tener hijos.

      hace años, enterarme de que dos de mis conocidos estaban a punto de casarse en la iglesia, para complacer a las respectivas madres que querían el “desfile tradicional”, Les hablé preguntando si siempre habían tenido la intención de no tener hijos.. Reiteraron lo que me habían dicho varias veces en el pasado.: que absolutamente no tenían la intención de tener hijos y que, de otra manera, si uno de los dos los hubiera querido en su lugar, ellos no se casarían.
      Obviamente le informé a todo eso superficialone del pastor de esa iglesia invitándolo a negarse a aceptar el consentimiento por dos razones: primero, porque los dos no eran creyentes auténticos, segundo porque se habían comprometido a no tener hijos. Obviamente hizo oídos sordos, como suelen hacer algunos sacerdotes con los de sus hermanos considerados dioses “riñas rígidas”. En Fondo, yo matrimoni, para ciertas parroquias, son el único mercado rentable que permite ingresos…

      … unos años después de que el matrimonio entrara en crisis, los dos se separaron muy mal y, además del divorcio civil, querían que su unión matrimonial fuera “eliminado” también de la Iglesia, ambos de los cuales no podría importar menos, sin embargo, era su cuestión de principio.
      Los tribunales eclesiásticos son muy cautelosos cuando se encuentran con personas que piden la sentencia de nulidad, citando como motivo de haber condicionado el matrimonio a no tener hijos.. Los testigos que trajeron no fueron tomados como creíbles, también porque se contradecían y empezaron a decir “Creo…”, “y, tal vez lo dijeron pero no recuerdo bien…”; y cuando los testigos comienzan a contradecirse, los jueces del tribunal eclesiástico son siempre muy cautelosos.
      El novio finalmente tuvo la iluminación, recordando las conversaciones que tuve conmigo y la invitación que les dirigí a ambos para que no se casaran en la iglesia, si esas fueran sus intenciones.
      concretamente, la sentencia de nulidad, fue dado sobre la base de mi testimonio, que se consideró altamente veraz y, por lo tanto, confiable. Obviamente, No dejé de preguntar a los jueces si tenían la intención de imponer alguna sanción a un pastor de mucho tiempo que, aunque informado y orado por mí, igualmente aceptado el consentimiento.
      El matrimonio, fue declarado desierto, en cuanto a las actuaciones de ese párroco y la pregunta que dirigí a los jueces del tribunal eclesiástico, en tres años, Siempre estoy aqui esperando una respuesta, incluso porque, mientras tanto, se convirtió en vicario general de esa diócesis y ha compensado ampliamente algunas de sus lagunas doctrinales y pastorales dedicándose a tiempo completo a los migrantes.

      1. Querido padre,gracias por tu respuesta y se explica muy bien, sin embargo, el ejemplo de los esposos ancianos me dio , es lógico que no puedan tener hijos porque una mujer como ella conoce pasa por la menopausia después de cierta edad,pero en caso de que la mujer tenga 45 años sigue siendo fértil pero ya no está físicamente preparado para tener hijos,en este caso estos esposos cometen el pecado de evitar el embarazo?? …perdona si te sigo molestando,y gracias por cualquier respuesta!

  5. Los métodos naturales nunca son anticonceptivos porque no pueden hacer que el acto sea infértil.. En el nivel moral, después, una cosa es abstenerse de una buena acción, otro es distorsionarlo, svilendolo, o incluso profanarlo. Cosa más importante, los métodos naturales favorecen la unidad, no solo y no tanto por los efectos del acto conyugal en periodos infértiles, en cuanto al amor que los esposos derivan de respetar sus ritmos biológicos. De hecho, la continencia es al menos tan esencial para el matrimonio como el acto conyugal.. Es el mismo amor que se expresa de otra forma, fases alternas, con pulsaciones que siguen los ritmos que el Creador ha inscrito en el matrimonio, su imagen. Descuidar la continencia no solo viola la castidad marital, pero anula al menos la mitad del amor conyugal que puede irradiar un matrimonio, con el riesgo, paradójicamente, hasta poner en riesgo su unidad (como, desafortunadamente, la experiencia diaria demuestra ampliamente).

    Esta es la enseñanza de Humanae Vitae que la Iglesia debe redescubrir: revivir la castidad marital como un valor, y no como una renuncia. Que no suceda que se convierta en un pícaro de la teología moral, o que una persona fisiológicamente normal y sin restricciones materiales o psicológicas particulares, Debería envidiar a quienes son portadores de alguna patología o víctimas de impedimentos objetivos., porque está exento por su director espiritual de observar total o parcialmente la prohibición de los métodos anticonceptivos, pudiendo así disfrutar, él sí, de una vida sexual finalmente satisfactoria. Nos llevaría de regreso al paganismo.

    Creo que es apropiado señalar que, en la defensa de la unidad sustancial del acto conyugal (unitivo e procreativo), no dos propósitos equivalentes alcanzables individualmente, Humanae Vitae no se limita a condenar algunas prácticas ilícitas, sino, en el conjunto, toda la mentalidad anticonceptiva moderna, es decir, contra la aceptación (para recibir). Se trata de esa actitud espiritual que invalida incluso el sacramento del matrimonio si se contrae en la perspectiva del cierre total de la vida., independientemente de cómo se pretenda perseguir ese malvado propósito.

    Sin embargo, debido a la desafortunada elección de un lenguaje ambiguo aclarado por el Concilio Vaticano II, la Humanae Vitae aparece en contradicción cuando, en un lado, condena la mentalidad anticonceptiva, otro, usa la expresión "método" (es decir, una técnica para la búsqueda de un fin) para indicar lo que siempre se ha conocido como virtud, continencia (una trampa lingüística, quizás utilizado por la comisión de estudio, poner todas las hierbas en un solo paquete de tecnicismo modernista).

    El mensaje subliminal resultante (ciertamente no querido por Pablo VI) es que algunos métodos serían buenos porque son "naturales", otros menos porque son artificiales, argumento totalmente inconsistente.

    En retrospectiva, podemos decir eso, también queriendo mantener el término "métodos", tal vez hubiera sido más preciso y efectivo calificarlos, en lugar de natural, metodi "connaturali", oponerse a esos otros, no tan artificial, pero como no connatural al hombre redimido.

    1. No por un espíritu polémico, pero quiero preguntarte una cosa, obviamente en nombre de un amigo: pero si la esposa de este amigo, en deferencia a la naturaleza, no tenía ningún deseo sexual particular en su período infértil y tuvo que obligarse a hacerlo, incluso con efectos fisiológicos (o mejor, la ausencia de tal) muy especifico, cómo favorecería el método natural ” la unidad de, no solo y no tanto por los efectos del acto conyugal en periodos infértiles, en cuanto al amor que los esposos derivan de respetar sus ritmos biológicos”. Porque de esta forma parece llevar la cuestión de nuevo a un terreno en el que la mujer debe sacrificarse a menos que exista una relación orientada a generar vida..
      Ciertamente lo veo demasiado material y sensualmente, pero no puedo evitar preguntar.

      1. Y’ Es incorrecto equiparar la sexualidad humana con la sexualidad animal.. El deseo sexual humano se caracteriza por un componente psicológico muy fuerte, definitivamente prevalece sobre el hormonal. De todos modos, No entiendo por qué necesariamente quiere ver en la castidad conyugal un sacrificio por la mujer y no, Si algo, para el hombre; el período fértil de la mujer es de 4-5 días, una semana para querer sacar márgenes también, por lo cual, con sus premisas, el que más se sacrifica es el hombre que elige métodos naturales, ¿no te parece?
        Con todo y esto, como intenté explicar en mi publicación anterior, según HV, por una conciencia cristiana (eso es humanamente) formato, la llamada “renuncia” en realidad es un regalo de amor como el acto sexual. Es, como eso, una relación matrimonial, es decir, de íntima unión en el amor de Cristo. (No hace falta decir que una conciencia formada cristianamente sabrá cómo evaluar adecuada y adecuadamente todas las “pero si…” que las diversas circunstancias de la vida pueden presentar, mientras una conciencia ni formada ni humanamente, ni en el cristianismo solo se puede llegar a llamar amor a todo sustituto o aberración).

  6. Estimado Stefano, No hablo del significado general de su intervención., que comparto.
    Sobre los métodos naturales, que se me permita proponer esta reflexión personal: nadie niega que su significado intrínseco no es equivalente al de un anticonceptivo en el sentido propio.
    Sin embargo, su uso sistemático por los cónyuges, como sustituto de la anticoncepción, no está exento de responsabilidad subjetiva, en virtud del hecho de que, en la práctica, en última instancia, uno termina negando uno de los propósitos naturales esenciales del matrimonio, es decir, el procreador, que proceden de la clandestinidad afirman ser los árbitros definitivos, en lugar de la Providencia, sobre los niños reales que se darán al mundo.
    Con esta diferencia adicional, sin embargo: mientras que los usuarios de condones, en diferentes grados, son conscientes de que están rompiendo con la enseñanza moral cristiana, cuántos, en cambio, se enorgullecen del uso continuo de métodos naturales, anticoncepción subespecie, no se les advierte que están en pecado de todos modos,de lo contrario: tal vez se sientan santos…

    1. Querido Giuseppe, Para estar consciente de romper con la enseñanza moral cristiana, primero hay que conocerla y aceptarla como verdadera enseñanza divina., por lo tanto, también querer practicarlo en la vida.. Esto implica dos cosas: a) que la Iglesia permanezca fiel a su verdadera enseñanza, y, segundo) que los fieles se formen y crezcan en perfección en esta enseñanza; de otra manera, los dos casos que contemplas siempre ocurrirán, es decir, el abuso hipócrita de la ley natural y el uso de anticonceptivos en la ingenua convicción de no violar la moral cristiana.

  7. Gracias por los muchos argumentos muy bien discutidos.
    No me gustó el cierre final ya que los teólogos del teclado podrían ser inocentes, en cuyo caso…
    Que tenga un buen día

  8. Y’ Es cierto que los métodos naturales se pueden utilizar con mentalidad anticonceptiva, pero también es cierto que San Juan Pablo II, consciente de ello, dijo en un discurso de su 1984 el siguiente: "El uso de períodos infértiles en la vida matrimonial puede convertirse en una fuente de abuso, si los cónyuges tratan de evitar la procreación sin una razón justa rebajándola por debajo del nivel moralmente justo de nacimientos en su familia. Este nivel adecuado debe establecerse teniendo en cuenta no solo el bien de la familia., así como el estado de salud y posibilidades de los propios cónyuges, sino también del bien de la sociedad a la que pertenecen, de la Iglesia e incluso de toda la humanidad ". Ahora es evidente que el nivel de procreación, al menos en Italia y Europa está por debajo del nivel correcto,por lo tanto, el problema es la denatalidad, no los nacimientos excesivos.

  9. Y’ El propio Pablo VI para explicar la diferencia entre la anticoncepción y los métodos naturales en Humanae Vitae: "Estos actos ... aunque no dejan de ser legítimos, por motivos ajenos al control de los cónyuges, son infértiles, porque siguen ordenados para expresar y consolidar su unión. De hecho, como lo atestigua la experiencia, no todo encuentro conyugal va seguido de una nueva vida. Dios ha establecido sabiamente leyes naturales y ritmos de fertilidad que ya en sí mismos distancian la sucesión de nacimientos " (HV 11)”.

    No es que la Iglesia esté en contra del placer sexual o sea sexofóbica,el punto es que muchas parejas católicas también,experimentan la sexualidad solo desde el punto de vista del placer porque vivimos en una época en la que estamos obsesionados con el sexo,de placer,del hedonismo e incluso el sexo se experimenta de forma hedonista, excluyendo,a priori, de hecho se practica sexo libre,pero hay una denatalidad espantosa,especialmente en Italia.

  10. Querido Don Ariel mientras comparte su estigmatización de quienes juzgan y condenan a los demás,nunca debes juzgar a nadie,Pero quiero recordar,como bien sabéis que afirma la encíclica Humanae Vitae en el n. 11: “cualquier acto matrimonial debe permanecer abierto a la transmisión de la vida ”y que“ cualquier acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, si proponga, como un fin o como un medio, para impedir la procreación de los hijos ". También recuerdo el Vademécum para los confesores del Pontificio Consejo para la Familia, leemos que: “la Iglesia siempre ha enseñado la malicia intrínseca de la anticoncepción, es decir, de todo acto conyugal hecho intencionalmente sin fruto”. Esta enseñanza se llevará a cabo como doctrina definitiva e irreformable. La anticoncepción se opone seriamente a la castidad marital, es contrario al bien de la transmisión de la vida y la entrega recíproca de los esposos hiere el verdadero amor y niega el papel soberano de Dios en la transmisión de la vida humana ". No es, por tanto, una bagatela.

    1. … como prueba que comentas sin haber leído lo que escribí, por eso te informo que lo que has mencionado, desde n. 11 de Humanae Vitae a la directiva dada por la Santa Sede a los confesores, todo está citado e informado fielmente en mi artículo.

      Sin embargo, estoy seguro de que lo que ha enunciado es sabio., siempre se lo aplicará primero a sí mismo, porque este ha sido siempre el mejor testimonio cristiano, mas que recordarme que soy célibe y casto cuales son las directivas que mejor conozco y de antes de ti, visto y considerado que ejerzo el ministerio de confesor, no ella.

  11. Querido Don Ariel, yo también soy casto y célibe, aunque no es sacerdote ni tiene autoridad para confesar, no ser sacerdote,pero eso ciertamente no significa que pueda expresar mi opinión. Ciertamente no me permito juzgar a nadie, mucho menos su trabajo en confesión, Me cuidaría, pero escuché consejos, dado en confesión en parejas de mi conocido,Me ha despertado una cierta perplejidad, algunos sacerdotes recomiendan la anticoncepción permitiéndola, como mal menor, sin perjuicio de que la misericordia es siempre la mejor medicina y que cada caso es historia en sí mismo,Ciertamente no puedo ocultar mis perplejidades. Ciertamente no quiero decir que este es su trabajo,incluso si fuera, solo le importaría a ella,su conciencia,sin embargo, él sabe mejor que yo lo que G.P.II dijo sobre la anticoncepción, es decir:"Los esposos se atribuyen a sí mismos un poder que pertenece solo a Dios: el poder de decidir en última instancia la llegada a la existencia de una persona humana. Atribuyen la calificación de no ser los cooperadores del poder creativo de Dios, pero los custodios últimos de la fuente de la vida humana. Desde esta perspectiva, la anticoncepción debe ser objetivamente juzgada tan profundamente ilícita que nunca puede, sin razón, ser justificado”.Obviamente este es el criterio objetivo,entonces debemos tener en cuenta la situación subjetiva, como ella dice, pero también sabe mejor que yo lo que dice Veritatis Splendor (67) y Familiaris Consortio. El pecado sigue siendo un pecado y ciertamente no puede justificarse como un mal menor,incluso HV lo dice.

    1. Querido Andrea,

      como ves a veces, una provocación delicada y pedagógica, puede generar respuestas inteligentes como la suya, edificante para el lector y por lo tanto importante para estas columnas nuestras.

      Seguramente me advertirá del hecho de que en mis escritos sobre Humanae Vitae He explicado ampliamente que debemos distinguir claramente entre:

      a) las disciplinas y directivas dadas por la Santa Iglesia con deber y obligación de observancia por parte de los fieles;
      segundo) las disputas teológicas basadas en las llamadas hipótesis académicas.

      En el primer caso – expliqué – un confesor o director espiritual que enseñara doctrinas o disciplinas morales contrarias a las enseñanzas de la Iglesia "cometería algo terriblemente grave".
      En el segundo caso, por otro lado, especulando en el campo teológico o adelantando hipótesis o estudiando hipótesis, no solo es lícito sino deseable, siempre moviéndose en pleno respeto de las enseñanzas de la Iglesia.

      durante siglos, antes de que se proclamara el dogma de la Inmaculada Concepción, las diversas escuelas teológicas incluso intercambiaron acusaciones de herejía entre ellas “concepcionistas” y “anticoncepcionistas”, argumentando las razones opuestas a las demás. Entonces el Beato Pontífice Pío IX definió el dogma de la Inmaculada Concepción y en ese punto, ante una verdad de fe dogmáticamente definido, toda la discusión ha cesado.

      Déjenme darles un ejemplo, Citas al Santo Pontífice Juan Pablo II que lo afirma definitivo:

      «Desde esta perspectiva, la anticoncepción debe ser objetivamente juzgada tan profundamente ilícita que nunca podrá ser, sin razón, ser justificado "

      De los teólogos, siempre en el contexto de las hipótesis, Podrían plantear la hipótesis de casos excepcionales en los que no solo la anticoncepción podría estar justificada, sino incluso ser deseable.?
      Y, si hablamos de doctrinas definitivas es posible hacerlo, pero solo en el nivel de pura e hipotética especulación académica, ciertamente sin transformar sus hipótesis de estudio en doctrinas o elementos de legalidad, sino todo lo contrario: reafirmando siempre la doctrina de la Iglesia, su respeto y aclarando que lo suyo es solo una especulación y una disputa a nivel académico. Lo que no se puede discutir o hipótesis académicas avanzadas, sus definiendo verdades, es decir, los dogmas de la fe.

      me di cuenta que, aunque ciertas cosas intentas explicar bien, muchos no tienen la intención de entenderlos. Obviamente ese no es el caso con él., que de hecho agradezco tu comentario.

      1. Si tomamos las opiniones de algunos teólogos,muy parecido a la especulación,esto también se puede aceptar, pero siempre como ejercicio de discusión académica, no ponerlo al mismo nivel que enseñar el Magisterio. Todos los bautizados,deben ser iluminados solo por el Magisterio de la Iglesia,porque solo es auténtica y viene del Señor. Jesús prometió una ayuda particular del Espíritu Santo. Juan Pablo II afirmó que lo que enseña la Iglesia sobre la anticoncepción no pertenece a un tema libremente discutible entre los teólogos.”ejemplo del Dogma de la Inmaculada Concepción con el que no estoy del todo de acuerdo ,de hecho,hasta la promulgación definitiva,las discusiones eran legítimas,debates violentos también. Pero cuando la Iglesia promulgó el dogma, estas discusiones habían terminado.,la enseñanza de la Iglesia es irreformable y no estará sujeta a cambios. Hoy en día muchas parejas recurren a la anticoncepción,porque es la forma mas facil,pero ella me enseña,que no es la mejor manera. Los que viven en castidad saben lo fácil que es caer y actuar contra esta virtud.,después de cada caída recurrimos a la misericordia de Dios. El problema surge cuando la excepción se convierte en la regla y el pecado se convierte en la regla,mientras que la virtud es la excepción o más bien se recomienda, como solución.

        1. “En el caso de la anticoncepción,la enseñanza de la Iglesia es irreformable y no estará sujeta a cambios "

          En mi artículo que estás comentando, di el ejemplo de numerosas disciplinas irreformables dadas en ese momento, con anatema sit si hubieran sido tocados e incluso de cánones sancionados por concilios ecuménicos que han sido reformados, incluso en la delicada esfera de la disciplina de los sacramentos, que si lo permite es mas importante que un anticonceptivo.

          1. Pero creo que tenemos que ceñirnos al hecho, no a hipótesis. Creo que sería mejor quedarse siempre con los pies firmemente plantados en el presente permaneciendo en humilde abandono y obediencia a la Iglesia.?Solo de esta manera podemos estar seguros de que estamos en lo correcto; no podemos confiar en lo que pensamos que sucederá en el futuro.. Quizás la Iglesia pueda cambiar de opinión,personalmente no creo en eso,dada la naturaleza no positiva de la anticoncepción ,pero el presente es lo que conocemos. Ella me enseña, que algunos tipos de anticonceptivos,como las pastillas anticonceptivas,espiral, etc., tienen una acción levemente abortiva. Solo lea el prospecto farmacéutico para darse cuenta. Obviamente no todos los anticonceptivos son así, pero mayoritariamente los anticonceptivos actúan de forma abortiva aunque sea de forma indirecta y esto los hace aún más sospechosos La Iglesia ha decidido de forma definitiva e irreformable sobre este tema,por eso creo que las pistas en las que debemos mantenernos son esas ... San Pablo VI en HV # 25 dice sabiamente:”¿Qué pasa si el pecado todavía se apodera de ellos?,que no se desanimen, sino que recurran con humilde perseverancia a la misericordia de Dios…”. pero el pecado no puede convertirse en la norma. Conozco parejas con dos hijos,con su esposo a menudo fuera de casa por trabajo, a quienes se les permitió la anticoncepción, dada la abstinencia forzosa debido a la distancia del cónyuge, por lo que la anticoncepción es la norma en la vida de esta joven pareja. Todo esto me deja perplejo y me pregunto qué sentido tiene la absolución si no hay ganas de no repetir el pecado.?Son…

          2. No es casualidad que haya reiterado en mis dos últimos artículos lo que vengo explicando y repitiendo durante años: la Humanae Vitae del Santo Pontífice Pablo VI "es un texto profético y con visión de futuro"

  12. triste (y hablo en serio) después de las últimas declaraciones pontificias pido: pero la búsqueda del punto G es un acto diabólico o la debida búsqueda del placer divino, al mismo tiempo, el kamasutra , como se ilustra ampliamente fuera de los templos hindúes que forman un yantra significativo , es erotismo místico o la búsqueda del goce en sí mismo?
    Porque en este punto me parece que Berglgio limpió los tantras por las costumbres y por lo tanto admitió una búsqueda de Dios a través del placer..
    Que seria toda una revolucion
    En el tema, en este punto, mis ideas son un poco confusas.

  13. Sr. Andrea si lo ha entendido todo ilumíneme o ilumínenos sobre el tema de las relaciones maritales.
    Me quedé en el Leopard y alrededores. “!No lo hago por mi propio bien, pero para agradar a dios” o como mucho Gandolfini .
    Ahora que soy viejo y ruinoso y de la ilusión de la divina felicidad secual ” No me importa” Solo tengo picazón intelectual sobre el tema

Deja un comentario

su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

 caracteres disponibles

Este sitio utiliza para reducir el spam Akismet. Aprender cómo se procesa sus datos comentario.